previous arrow
next arrow
Slider

Desde sus inicios, la empresa apina se ha destacado por la realización de proyectos originales, los cuales en multitud de ocasiones se han convertido en retos tecnológicos.

Desde la incursión en las técnicas de absorción de amoniaco (frío por proceso químico à baja temperatura) en las cuales apina fue pionera, pasando por los sistemas automatizados de refrigeración industrial, apina ha incurrido en el mundo de la U.B.T (Ultra Baja Temperatura, U.L.T en inglés), frente de batalla tecnológico aún desconocido.
Se define la U.B.T como el rango de temperaturas entre la congelación convencional y la criogenia, cubriendo el rango de -40ºC a -150ºC.

Para cada aplicación se requiere de una temperatura bien concreta, la cual permite asegurar el proceso al que sirve. Para cada uno de estos niveles de generación de frío, se emplean tecnologías diferentes, y materiales adaptados a estas tecnologías, los cuales son principalmente: la compresión electromecánica, la absorción (química), o el uso de gases en su estado líquido (como puede ser el uso del N2).

Si bien la congelación convencional y la criogenia tienen un mercado y unos materiales adaptados a la tecnología, el campo de la U.B.T se ha limitado a pequeños equipos frigoríficos de baja potencia (equipos de laboratorio, investigación, conservación de muestras orgánicas,…), siendo la UBT de alta capacidad (hasta 250kW) un campo aun inexplorado técnicamente.

Las aplicaciones son múltiples, y van desde el sector alimentario (congelación de pescado para sushi) al sector de investigación (mantenimiento de organismos en laboratorios), aunque siempre con el requisito de una precisión y eficiencia muy altas.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.